Elementos Centrogenos

Recién hoy entiendo que nos soy el centro del universo, tan solo una coordenada. Un pixel, un bit. Una evocación de la incognita. Un holograma de carne y hueso. Una res sin desollar. Como en los subtes que van al microcentro, voy a Liniers en camion o en el 86, con dos o tres personas adheridas a mi cuerpo, mirando hacia otros lados, evitarnos vernos a los ojos y asumir las realidades.

Se baja una señora de los primeros asientos. El gusaneo comienza a proyectarse hacia donde no estoy parado. La seniora ya esta de pie y avanza hacia el descenso por atras. No salivar en epoca invernal ni con la ventanilla cerrada. Casi a un metro desde donde estoy, por dejar pasar a la seniora, pierde pie un tipo , encadenando desequilibrios progresivos directamente a mi. Justo a tiempo me inclino hacia la derecha y estirando los brazos logro recuperar el equilibrio. Pasa la seniora, algo apurada, ya habia comenzado el descenso otra gente y el colectivero amenaza con acelerar para evitar un semaforo.

Ya la mitad de los pasajeros atendian el descenlace. Eran mas que suficientes, por lo que me puse a mirar por la ventana. Pasaban detras de los vidrios sucesivas imagenes fusionandose. Formas asimetricas y colores agrupandose en movimiento.

Desantendi la ventana y comence a leer las ondas que se dibujan en la velocidad de los elementos.
– Muy subjetivo.. – escuche y baje la vista a los titulares del diario que sostenian manos delgadas, brazos semicubiertos, camisa blanca desprendida hasta el tercer boton, corpinio con aro, algdon, suave ascendecia hasta una mirada aparentemente frajil, fija en un titular.

Bajan las bolsas en las noticias. La gente va de compras a los centros comerciales, los almacenes, las bolsas de dinero y las bolsas de basura.