Agosto Alado

las certezas
y el tiempo
en eterno desencuentro
se acechan,
se transforman
en incertidumbres
y se desacelera

empece este octavo mes
feromonizado
sobredosis
autoestimulada
con cierta correspondencia
combatida desde la intima
proyeccion de tu vida

la primera mitad
fue una languida espera
con picos de entusiasmo
amagues de ir a tu encuentro
predicciones en el corto plazo
contrapuestas a las del mediano
y una sombra en el largo

un hilo de luz de la puerta
entreabierta se ensancha
y se encoje,
seran nuestros pensamientos
la brisa
que la mece sutil
pero inequivocamente

pense en escribirte
conectarme unos segundos con tu frecuencia
liberar las palabras que dijimos y que son cadenas
una informal caricia en la cara
un beso azul violaceo
con tendencia a no me olvidaste
ni te olvido

solo lo figure,
y vos lo ensayaste
mientras nos cruzabamos,
presencia y ausencia
alternadamente

esa noche soñe
con una calle porteña
y un pequeño grupo de gente
y vos estabas distraida
y fijaba las vista en tu cara
y si era vos,
y sonreimos
y nos besabamos

y cada dia
te encuentro
dentro mio,
una luz
que parpadea
con el viento,
el movimiento
de la puerta
sin cerradura
ni conviccion
todavia respira

esta historia
toma cuerpo propio
se va saliendo
como el aire de una llanta
milimetricamente rota,
tal vez sera ese aire esta brisa
que mece la puerta del portal
que nos conecta

se va formando una nube
entre nuestras ciudades
con la forma de nuestros
recuerdo idealizados
de nuestros mensajes
cada vez menos generosos
menos mensaje
mas inexactos
aunque intacto
el ardor
sin dolor
sin molestar
estatico
como un vapor
que se filtra imperceptiblemente
y te busca

miro la nube
que se hace
entre vos y yo
y nos veo girando
mareados
como la inocente
primera borrachera
de una navidad

que sera mañana
cuando salgamos
de la adolescencia,
masticaremos la amarga
resaca del alcohol
o beberemos hasta la intensa
ebriedad de la alquimia
de nuestras miradas ?

Comentarios cerrados.