Voz

Ahora termino de callar,

y un grito son llantos reprimidos.

Las cobardes casualidades

que mientome tanto.

Sin razon ni sentimiento,

recrudecimientode las flechas endagadas,

encallados dedos huecos,

crespos caminos virgenes.

Sin remedio

habra que cantar

marzo 2008

Comentarios cerrados.