Unir los parpados hasta humedecer la percepcion

Abro la mano derecha para ofrecertela,
sobre mi palma los caminos son profundos
y tus piernas fuertes arados que me desgarran
para extender sus tiernos cuidados.

Sostener la respiracion
para vaciarla
entre tus pies

Cavar en tu vientre
hasta que brote el aroma de la tierra mojada
sembrar hileras de baba
hasta que nada quieras contener

Abro tu mano sobre mi carne
tu brazo brota desde mi hombro
la adherencia de tu piel es enigmatica
y mortal

Desvanezco sin referencia
e intento que sigas abrazando
con tus manos mi espalda.

Es tarde,
mis ojos estan abiertos.

2005

Comentarios cerrados.