Tibio

Es algo sabido,

tendemos a los extremos.

Es mas facil pasar de una a otra orilla,

que navegar indeterminadamente por el mar inacabable.

Estar viendo sin mirarte,

estar cerca sin estarlo,

pasar a tu lado,

por llegar a algun sitio.

Mejor pretender que nunca quise mirarte las manos,

tus dedos que intuyen su futuro,

que abrazan como si fueran gigantes,

todas las cosas que no son algo mio.

Mejor atacarte girando alguna curva del tiempo,

humedecerte las piernas con el vapor de mis palabras,

que queman mas,

entre tus labios.

Mejor la nada del retroceso

hasta que nunca te haya sugerido

que seas intimamente soez,

cuando no te tocaba,

no te decia,

no te imaginaba soltando el control

que te esclaviza,

a ser vos misma,

a cada momento.

Carbon y arena.

Me enciendo y me consumo.

Mis ojos te encuentran pero mi mirada no te espera.

Te miro con desapego,

casi despreciandote por seguir llamandome en silencio.

Dejo que el recuerdo crezca y se calienten mi manos.

No sabes, que si envuelvo tu cintura desnuda,

mis manos indeblebes, van a ser el sobresalto

que te despierte agitada.

No sé, que una mirada sobre tus hombros hambrientos

me enterrara para olvidarme entre otros cadaveres

de otros ingenuos amores.

Aletergado navego en suspension.

Insipido es el bocado que me espera.

Siempre el tiempo, como la respuesta a todo.

2005

Comentarios cerrados.