Oir

se siente un vacío interminable cuando uno deja de hacer algo que es natural, para hacer lo que debe.

natural es este jazz, el fuego y el perfume, la lectura compartida…

llego apesadumbrado a casa… cansancio. no hay tristeza, ni es melancolía. es saber que se corre el tiempo y nos deja en distintos puntos de esta ciudad. recordándonos. olvidados pero conscientes de nuestra simultánea existencia.

el vacío es el disparador de nuestras ansiedades. no te tengo, quiero tenerte. cuando te tengo, quiero seguir teniendote. hasta que nos soltamos para seguir volviendo.

soy amor que se expande en tus manos.

domingo 3 de octurbre 2004

Comentarios cerrados.