Llueve

la cósmica noción de correspondernos
la respuesta física a la presencia mútua
la química alteración de nuestra superfice al rozarce
la elevación alquímica de nuestras imperceptibilidades
estas explosiones son como las gotas,
que juntas llueven sobre las baldozas de las terrazas,
de las veredas.
encendidas.

lloviéndonos la misma lluvia,
estallándonos el mismo impulso. miramos la ciudad desde distintas ventanas
nos vemos desde el otro lado del universo
imanes
antenas
energizados.

como la electricidad y el magnetismo,
somos uno que son dos.

miercoles 1 de septiembre 2004

Comentarios cerrados.